¿Tengo obligación de acudir a la mesa electoral?

 

ballot-box-32384_640

¿Es obligatorio acudir a la mesa electoral?, es una pregunta que se hacen muchos ciudadanos cuando, a pocas semanas de las elecciones, les llega la tan temida comunicación por la que deben formar parte de la mesa electoral.

Atendiendo a la normativa vigente, la considerada inexcusable obligación de acudir a la mesa, no es tan inexcusable como en un principio pudiera parecer. En el artículo 27.3 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, se establece que “los designados Presidente y Vocal de las Mesas electorales disponen de un plazo de siete días para alegar ante la Junta Electoral de Zona causa justificada y documentada que les impida la aceptación del cargo”. Al analizar este artículo comprobamos que no proporciona, expresamente, causas que realmente excusen al afortunado ciudadano de acudir a tan importante cita.

Esto, provoca una segunda pregunta: ¿Cuáles son las causa por las cuales se puede evitar acudir a la mesa electoral?

La Instrucción 6/2011, de 28 de abril, de la Junta Electoral Central, de interpretación del artículo 27.3 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, sobre impedimentos y excusas justificadas para los cargos de Presidente y Vocal de las Mesas Electorales, reconoce una serie de causas por las que, sin perjuicio de alegar alguna otra, se logra evitar cumplir con tan honorable deber.

Estas causas se encuentran clasificadas en:

Causas relativas a la situación personal:
– Ser mayor de 65 años
– Ser mujer con más de 6 meses de embarazo
– Tener una operación programada para los días anteriores o el día siguiente al día de las elecciones siempre que resulte inaplazable
– Etc.

Causas relativas a las responsabilidades familiares:
– Ser madre en período de lactancia
– El cuidado por razones de guarda legal de menores de ocho años o de personas con discapacidad física, psíquica o sensorial
– La concurrencia en el día de las elecciones de eventos familiares de especial relevancia que resulten inaplazables
– Etc.

Causas relativas a las responsabilidades profesionales:
– Tener que prestar servicios a las Juntas Electorales, a los Juzgados y a las Administraciones Públicas que tengan encomendadas funciones electorales
– Tener que prestar servicios esenciales de la comunidad de importancia vital (médico, sanitario, protección civil)
– Etc.

Una causa perfectamente justificada que impide aceptar el cargo para el que fue designado, siempre que pueda ser convenientemente documentado y acreditado, es, por ejemplo, tener que prestar servicios como trabajador en el extranjero, ya que de esta forma no resultaría posible acudir a desempeñar dicho cargo, o tener contratado un viaje que coincida con las fechas de celebración de las elecciones.

En definitiva, no existe la obligación absoluta de acudir a la mesa electoral una vez que se ha sido seleccionado para ello, sino que, se pueden alegar causas que de ser apreciadas por la Junta Electoral de Zona, evitarían el cumplimiento de este deber ciudadano.