Hoy más que nunca es fundamental el asesoramiento legal. Vivimos en un tiempo de hiperregulación, en el que la autonomía legislativa de los distintos organismos locales, autonómicos, nacionales e internacionales, ha dado lugar a una ingente proliferación de normas. Esta complejidad y confusión normativa dificulta la actividad empresarial e incrementa los costes de los agentes económicos.

¿Conoce todas las consecuencias fiscales de sus decisiones? ¿Comprende todas las cláusulas de los contratos bancarios que ha firmado? ¿Está seguro de que su empresa cumple todas las normas que le afectan? La evaluación correcta de estas cuestiones es inabarcable sin la ayuda de especialistas.

.

33

Es mejor medir varias veces y hacer solo una.

Los dos únicos elementos que intervienen en la toma de decisiones son la Información y el Riesgo. El asesoramiento previo minimiza el riesgo y anticipa las consecuencias de esas decisiones; y cuando el litigio se hace inevitable, habremos trazado la mejor estrategia posible para defender cada caso ante cualquier instancia.

¿Por qué Ratio Business & Legal?

Son pocas las ocasiones en las que una situación se resuelve aplicando una única disciplina: Las decisiones económicas tienen consecuencias fiscales; muchos contratos deben redactarse teniendo en cuenta la normativa administrativa; una ampliación de plantilla requiere planificación financiera y análisis legal; la preparación de un concurso de acreedores requiere conocimientos legales, contables y financieros, etc.

En la actualidad el enfoque predominante es la especialización, la cual es necesaria para dominar una materia. Sin embargo, manejar una sola disciplina puede provocar que se ignoren aspectos esenciales de un asunto complejo. Muchas veces los asesores legales y los asesores de empresa trabajan aislados, confiando únicamente en su especialización, lo que provoca que dejen de considerar aspectos esenciales durante su búsqueda de la mejor solución.

Nuestro modelo de trabajo nos permite configurar equipos multidisciplinares que suman especialización, experiencia y visión completa.

Los asuntos complejos requieren equipos de trabajo que aporten conocimientos de las materias legal y económica, sinergia en el análisis, suficiente experiencia y confianza en el equipo. Hemos fusionado los servicios jurídicos y el desarrollo empresarial y ello nos permite dar respuesta a esos asuntos complejos que parecen no tener solución.